BRITISH GP

Jake Dixon aspira a remontar ante su afición

El piloto del Ángel Nieto Team arrancará vigésimo tercero pero con la ambición de recuperar posiciones en Silverstone

 

La categoría de Moto2 tendrá mañana en la parrilla de salida del gran premio de Gran Bretaña a un triplete de pilotos españoles en la primera fila de parrilla, con el líder del Mundial Álex Márquez en la pole, acompañado por Jorge Navarro y por Augusto Fernández. Márquez, que arrancará desde la primera posición como hará su hermano en MotoGP, ha parado el crono en 2:04.374, un crono que es dos segundos mejor que el récord de la pista en carrera que marcó Franco Morbidelli en 2017. El reasfaltado de la pista ha sido recibido con buenas reacciones por parte de los pilotos del Mundial, a los que ya sólo les espera la carrera de mañana. En Moto2, la prueba cambia de su horario habitual y se disputará a las 14.30 horas (15.30 en España).

Jake Dixon aspira a remontar posiciones mañana en la carrera de Moto2 del gran premio de Gran Bretaña. El piloto del Ángel Nieto Team ha rebajado medio segundo su crono de ayer, pero no ha sido suficiente para poder pasar a la Q2. Dixon ha recortado diferencias con pilotos como Brad Binder o Iker Lecuona y espera poder seguir acercándose a los pilotos delanteros para disfrutar de una carrera ante su afición. Su compañero de equipo Xavi Cardelús no ha podido completar una buena vuelta en el entrenamiento, después de sufrir un incidente con otro piloto en los primeros compases de la Q1. El andorrano ha podido volver al box para volver a poner la moto a punto, pero al volver a pista no ha tenido la posibilidad de completar una vuelta rápida que le adelantara posiciones en la parrilla.

 

23° Jake Dixon 2:06.037: "Hemos podido acercarnos tres décimas más a pilotos como Brad Binder o Iker Lecuona, pero todavía no es suficiente. Cuando mejoramos en algunos aspectos, perdemos en otros puntos. De todos modos, mañana vamos a seguir apretando”.

30° Xavi Cardelús 2:20.035: "Estábamos todos los pilotos prácticamente parados en pista, esperando que alguien tirara para marchar todos detrás, y en el momento en el que lo he decidido yo, otro piloto que estaba haciendo lo mismo no ha mirado hacia delante al arrancar, intuyo que estaría mirando hacia detrás mientras abría gas, y me ha dado por detrás. Luego he podido volver al box y salir de nuevo a pista, pero la llanta estaba doblada y era imposible rodar. Estoy fastidiado, pero mañana seguiremos dando el máximo”.